Páginas vistas en total

domingo, 18 de septiembre de 2011

Ana y Mia

Ana y Mia son los diminutivos cariñosos con los que se definen la anorexia y la bulimia por aquellas personas que las sufren/disfrutan. Sí, porque aunque a todas luces es una enfermedad, para ellas es una forma de vida. En internet incluso puedes encontrar pulseras con esos nombres que sirven para identificarse entre ellas y apoyarse. Según parece, la roja es para anoréxicas y la violeta para bulímicas.
Aunque están denominadas como trastornos alimenticios yo las considero trastornos mentales, trastornos de personalidad en los que el trastorno alimentario es solo un síntoma más, algo así como la fiebre en una infección. La verdadera causa es una falta de autoestima de la persona que la sufre unido a una fuerza de voluntad y disciplina encomiable. Y es que dejar de comer es atentar contra uno de los reflejos básicos de la vida, el tercero más importante después de respirar y beber.

En general, la bulimia aparece en aquellas personas anoréxicas que no tienen la fuerza de voluntad que impida comer lo que desean. Así, a vecces “fallan” es su voluntad y se dejan llevar por el hambre, comiendo más de lo que querían. Para solucionarlo vomitan y ya está.
Los atracones para saciar la ansiedad que se produce por esa constante autoexigencia incumplida suelen terminar en un vómito provocado que elimina la comida pero no la culpa ni la ansiedad.
El paciente típico es una chica adolescente, buena estudiante y colaboradora en casa, una hija modelo que quiere ser perfecta. Pero la falta de autoestima la hace creer que tiene que mejorar y es por eso que intenta parecerse a los modelos sociales, donde la delgadez es la norma.
Y empiezan a hacer dieta, a hacer ejercicio y a buscar información en internet de cómo adelgazar más y más.
Esta chica era modelo, se hizo famosa por posar para una campaña contra la anorexia.
Murió al poco tiempo
.
La foto de la campaña

Al poco tiempo son unas expertas en nutrición (sólo la parte como contar calorías) y en medicinas que las puedan ayudar: laxantes, diuréticos, etc.
Y encuentran en internet todo tipo de trucos para engañar al hambre y a su familia. Estos son algunos de los más llamativos que he encontrado:
• - El hambre es debilidad. Pasados 10 días el ayuno no es ni mucho menos tan duro como se piensa y resulta incluso cómodo. El ayuno purifica cuerpo y mente.
• - Fuera di que comiste en casa, en casa que comiste fuera, y si no puedes evitar una reunión en algún restaurante inventa alergias o dolor de tripa.
• - Queda en sitios que no sean de comer, pero si crees que podrías terminar en un bar di que te duele el estómago y así podrás evitar comer. Si te ves obligada a fingir que comes juguetea con la comida para que no se note y después la tiras o escondes en el vaso o en alguna servilleta (siempre cleenex en el bolso).
• - traza una meta a corto plazo y real así te sentirás feliz cuando lo logres y podrás fijar una nueva. Puedes ponerte premios por cada 2 o 3 kg que adelgaces.
• - Bebe mucho agua. Te quita el hambre y facilita vomitar las calorías después. No olvides que debes vomitar nada más comer, o las calorías ya serán absorbidas. Para vomitar metete los dedos y haz círculos
• - cuando digas que comiste ensucia los platos para que si lo crean o ponlos mojados en la mesa como que los lavaste.
• - Cuando no tengas opción y debas comer trata de comer verduras y tirar lo demás.
• - En la intimidad usa ropa ajustada para verte gorda, en público holgada para que no te den la barrila sobre tu (poco) peso.
• - Si te preguntan por que dieta llevas y que la pases, di que ninguna, sólo comes mas sano y haces ejercicio.
• - no lleves dinero, así no comprarás comida.
• -No confíes en que nadie entienda tu forma de pensar, somos especiales.
• - Cuando haya para comer algo que te guste mucho echa vinagre o mucha sal para que se te quiten las ganas.
• - Muchas personas se cortan para castigarse cuando fallan, si lo haces no lo hagas muy profundo para no tener cicatrices, y hazlo en lugares que normalmente no te vean como las piernas o el estomago.
• - Anota todo lo que comes, te ayudará a controlarte.
• - Pésate continuamente y verás como cualquier cosa que comes SÍ influye.
• - Júntate con otras compañeras y así podréis apoyaros unas a otras.
• - Cada caloría cuenta, y aunque es algo muy tonto por si no lo sabes el semen tiene 15 calorías por cada eyaculación.
• - Cuando tengas mucha hambre cepíllate los dientes o prueba algo de menta la menta hace que el apetito se acabe y tengas sensación de llena.
• - Oler algo muy dulce tu cuerpo lo registra como que lo has comido, venden inhaladores con aromas dulzones y cacaos con olor que puedes llevar en el bolso.
• - Si te llegas a sentir mareada un tomate eleva la tensión sin necesidad de matarse a tomar calorías con el chocolate. Si un tomate es difícil de conseguir come un caramelo. Lleva siempre en el bolso.

Una de las cosas que más sorprende de este tipo de pacientes es su falta de síntomas clínicos hasta muy avanzada la enfermedad. Los síntomas de desnutrición indican un estado muy avanzado de la enfermedad, el paciente lleva mucho tiempo con una ingesta calórica deficiente y ha agotado las reservas de uno o más nutrientes esenciales.
Esto demuestra como el cuerpo humano está adaptado a la variabilidad en la ingestá calórica. Tanto una ingesta deficiente como una ingesta excesiva sólo producen rasgos clínicos a largo plazo.

En este post también quiero señalar la semejanza entre el consumo de drogas y la anorexia.
Tengo una teoría en la que creo que todo el mundo es sensible a alguna adicción: drogas, juego, riesgo, sexo …. o ayuno. Aunque sólo en los casos extremos es incontrolable y llega la adicción patológica.

La personalidad de cada persona es la que determina esa probable adicción:

Una persona energética, el típico culillo de mal asiento, es sensible a una adicción a tranquilizantes que le proporcionan una tranquilidad, un reposo que no encuentra sin ellos.
Una persona introvertida, tímida, al contrario, es sensible a una adicción a los estimulantes, que se sobreponen a su timidez.
En este sentido la droga en cuestión es una especie de automedicación que el sujeto ha encontrado de casualidad y que le va bien, al menos al principio.
En el caso de la anorexia, no se que tipo de rasgo de personalidad es el que se busca suprimir o potenciar pero alguno debe ser.
El caso es que la abstinencia voluntaria, tanto en el sexo como en la comida, es un rasgo de muchas religiones. El ayuno es una de las exigencias que se autoimponen los ermitaños, los anacoretas, los santones, etc para enntrar en trance y meditar.
Tal vez esto no de una pista de por qué Ana y Mia son consideradas como una forma de vida por aquellas personas que la sufren: algo místico hay detrás!

Un saludo

2 comentarios:

Antti K. Risto dijo...

Este debe ser su ideal: Vivir de la luz
http://www.youtube.com/watch?v=hX3H4xKSN_s

Gourmetologo dijo...

Gracias por el comentario, parece una peli interesante.
Sabes de algún link para verla?

Termodinámicamente es imposible así que habrá que ver qué dicen en la peli.

Un saludo